dimecres, 29 de març de 2017

Tot mereix ser viscut




Chardin 1768



"Todo merece ser vivido en la vida: no hay nada que sea inexpresivo, que sea opaco, que sea vulgar a los ojos de un observador. (...) Hay ya una nueva belleza, un nuevo arte en lo pequeño, en los detalles insignificantes, en lo ordinario, en lo prosaico; los tópicos abstractos y épicos que hasta ahora los poetas han llevado y traído ya no nos dicen nada; ya no se puede hablar con enfáticas generalidades del campo, de la Naturaleza, del amor, de los hombres; necesitamos hechos microscópicos que sean reveladores de la vida, y que, ensamblados armónicamente, con simplicidad, con claridad, nos muestren la fuerza abrumadora del Universo, esta fuerza eterna, profunda, que se halla lo mismo en las populosas ciudades y en las Asambleas donde se deciden los destinos de los pueblos, que en las ciudades oscuras y en las tertulias de un Casino modesto, donde don Joaquín nos cuenta su prosaico paseo de esta tarde."


Azorín, a Los pueblos (1905)


(recollit per José María Valverde a Breve historia de la literatura española (1969))