divendres, 23 de setembre de 2016

Llum i bellesa




Rouault 1958



"Lo difícil es presentar un vivir que no se ilumine a sí mismo, que quien lo capte se experimente consolado, iluminado en profundidad; que experimente la belleza de su propia vida, la belleza que le aguarda, la belleza a la que se le llama."


Francisco Cuervo, a la introducció de ¡Yo creo en Jesús de Nazaret! (1975)